Cólico en bebés

Cólico en bebés

La realidad es que todos los bebés lloran, lloran cuando tienen hambre, sueño, si tienen el pañal mojado.. Es la mejor y única manera ahora que tienen de expresar sus necesidades, y nosotros, como padres, estamos programados biológicamente para responder a esas necesidades.
Pero llega un día que esos lloros se prolongan y por mucho que hagan no encuentran la forma de hacer que se calme. Es entonces cuando puede que nos encontremos ante un episodio de cólico.

¿Qué es un cólico en bebés?

El cólico en bebés comienza repentinamente y sin razón aparente y se desconoce que lo causa. La mayoría de los episodios se dan a partir de la segunda o tercera semana de edad, alcanzando su punto máximo alrededor de la semana seis, y por lo general, comienza a disminuir entre las semanas diez y doce.

El cólico no causa ningún problema al bebé ni a corto o largo plazo. Pero los cólicos pueden ser difíciles para los padres.

¿Signos y síntomas del cólico infantil?

El cólico infantil se describe como el llanto excesivo de causa desconocida en bebés sanos.
Algunos síntomas y signos adicionales para saber con certeza si su bebé tiene cólicos:

  • Llanto inconsolable y sin razón.
  • Dobla sus brazos y piernas hacia su vientre.
  • Contrae los músculos de su estómago.
  • La actividad intestinal puede aumentar y es posible que expulse gases o regurgite.
  • Expulsa gases mientras derrama lágrimas, a menudo porque ha tragado aire.
  • Llora con más intensidad de lo normal, más como un grito agudo que como un llanto.
  • Tiene la barriga hinchada.
  • Se le pone la carita roja cuando llora.
  • No se tranquiliza, incluso cuando lo alimenta o le mece.

Los médicos suelen diagnosticar el cólico infantil basándose
en la regla de tres:

– Llora al menos tres horas al día.
– Ocurre al menos tres días a la semana.
– Persiste durante al menos tres semanas seguidas.

El cólico no significa que el bebé tenga problemas de salud.
La buena noticia es que no duran para siempre. Con el tiempo y paciencia verás que desaparece por sí solo.

¿Cuál es la diferencia entre cólicos y llanto normal?

No existe una definición clara de qué es exactamente un cólico o en qué se diferencia de otros tipos de llanto.
Los médicos suelen estar de acuerdo en que el llanto por cólico es más fuerte, más intenso y más agudo que el llanto normal, a veces casi como un grito. Los bebés con cólicos también parecen inconsolables y tienden a llorar durante al menos tres horas al día. (Aunque es muy posible que se sienta como las 24 horas del día, para consternación de los padres cansados).

Es probable que las sesiones diarias de llantos de su bebé se deban a los cólicos, pero si cree que su bebé está llorando en exceso, comience por ver al pediatra.

El médico examinará al bebé para descartar otras posibles causas.
Es bueno tener algo de tranquilidad y quizás algunas estrategias calmantes adicionales en esos momentos.