Cada cuanto tiempo come un recién nacido

¿Con que frecuencia come un recién nacido?

Seguramente se haga esta pregunta al ver lo poco que está comiendo su recién nacido durante su primer día de vida. Esto es normal, así que no se preocupe. Tenga en cuenta que hasta que le baje la leche (alrededor del tercer día posparto), su bebé solo bebe calostro.

El calostro es el primer tipo de leche materna que produces tras dar a luz. Es como un superalimento concentrado lleno de calorías y nutrientes, por lo que es adecuado incluso en pequeñas cantidades los primeros días.

La alimentación en las primeras semanas del bebé

La cantidad y la frecuencia de alimentación dependerá de las necesidades de su bebé.
Cada bebé es diferente pero por lo general es posible que quiera comer cada 1 a 3 horas, unas ocho o doce veces al día.

A medida que su bebé crece, también lo irá haciendo su estómago, por lo que el tiempo entre las tomas comenzara a ir prolongándose, ya que gradualmente irá bebiendo más leche materna en cada toma.

La alimentación frecuente ayuda a aumentar su producción de leche y le da a su bebé la posibilidad de habituarse a succionar y tragar.

¿Cómo saber cuando quiere comer un bebé?

El llanto es a menudo una señal tardía de que el pequeño tiene hambre.
Además de llorar hará diferentes tipos de señales e identificarlas será importante para ayudarte a saber cuándo y con qué frecuencia quiere comer.
Algunas de las señales son:

  • Buscar el pecho.
  • Chuparse el dedo o la mano.
  • Abre la boca o se lame los labios.
  • Aprieta las manos.
  • Hace movimientos y ruidos de succión.

Hasta que su bebé pueda decirle lo que quiere, siga sus instintos porque es quien mejor conoce a su bebé. Pero recuerde, un bebé que llora no siempre es por que esté hambriento.

¿Cuándo puedo dejar de amamantar a mi bebé?

Esta es una elección personal. Los expertos recomiendan que los bebés sean amamantados al menos durante los primeros 6 meses. Luego, la lactancia puede continuar hasta los 12 meses y más si está funcionando para usted y su bebé.

La lactancia materna tiene muchos beneficios tanto para la madre como para el bebé. Los estudios demuestran que la lactancia materna puede reducir las posibilidades de que el bebé tenga diarrea , infecciones de oído y meningitis bacteriana, o hacer que los síntomas sean menos graves.

Y para las mamás, la lactancia materna quema calorías y ayuda a contraer el útero. De hecho, las mamás que amamantan pueden volver a su forma y peso antes del embarazo más rápido.