Conservar leche materna

Consejos para conservar la leche materna

Una de las cosas que más preocupa a los papás a la hora de conservar la leche materna es si ésta mantendrá todas sus propiedades. Desde luego hay que tener especial cuidado a la hora de manipularla para asegurarnos de que el bebé esté recibiendo todos los nutrientes al igual que si estuvieras amamantándolo.

Métodos para la extracción de leche materna

Antes de nada hay que elegir la forma de extracción con la que te sientas mas cómoda.
Puedes extraer la leche materna a mano o con un sacaleches eléctrico o manual, cualquiera de las opciones es adecuada.

Extraer leche materna a mano:
Este método, requerirá algo de tiempo y práctica, aunque una vez que lo llegues a dominar, te resultará muy útil.

Mediante un extractor de leche:

  • Manual:
  • Si está extrayendo leche con un extractor de leche manual puede llevar un poco más de tiempo que si usas un extractor de leche eléctrico. Lo bueno de los extractores de leche manuales es que son más baratos, fáciles de usar y silenciosos.

  • Eléctrico:
  • Si utilizas un extractor de leche eléctrico, comience con la configuración más baja. La ventaja de utilizar un extractor de leche eléctrico es que hace el trabajo por usted y lleva menos tiempo que los extractores de leche manuales.

    Almacenar la leche materna

    Puedes almacenar la leche en un recipiente esterilizado o en bolsas especiales para almacenar leche materna y conservarla de la siguiente manera:

    – Mantener la leche a temperatura ambiente:
    Puede conservarse hasta por 4 horas después de la extracción a una temperatura ambiente de 25℃.

    – En el frigorífico:
    Se puede conservar en la nevera durante un máximo de 4 días.

    – En el congelador:
    Si no piensas usar la leche dentro de los 4 días posteriores, puedes congelarla inmediatamente después de la extracción.
    En el congelador puede preservarse durante unos 6 meses. Aunque es cierto que la congelación mantiene los alimentos “seguros casi indefinidamente”, es importante seguir los tiempos de almacenamiento recomendados para obtener la mejor calidad.

    Consejos de almacenamiento

    • Para no confundirte con los tiempos que tiene cada bolsa con la extracción, etiqueta la leche materna extraída antes de almacenarla.
    • No pongas la leche en la puerta de la nevera o congelador, ya que la apertura de la puerta puede producir cambios de temperatura.
    • Cuando congeles la leche materna, nunca llenes el recipiente ya que ésta se expande al congelarse.
    • Descongela siempre la leche más antigua. Con el tiempo, la calidad de la leche materna puede disminuir.
    • Usa la leche materna dentro de las 24 horas posteriores a su descongelación en la nevera. Esto significa 24 horas desde que la leche materna ya no está congelada, no desde que la sacaste del congelador.
    • Nunca vuelvas a congelar la leche que pusiste a descongelar.

    ¿Se puede calentar la leche en el microondas?

    Ésta es una elección personal. Lo cierto es que los microondas no calientan los alimentos de manera uniforme, por lo que puede llegar a generar puntos calientes con los que puede quemar a su bebé. Además de eso, puede dañar los nutrientes y anticuerpos de la leche.

    En cambio, si que puede usar el microondas para calentar agua tibia en un recipiente, introducir después el biberón y de esta manera calentar la leche.

    ¿Por qué deberías calentar la leche?

    Puedes darle leche materna fría al bebé ya que es perfectamente seguro hacerlo, pero debido a que la leche materna generalmente proviene directamente de la madre, los bebés están acostumbrados a la leche tibia o temperatura corporal.