Los primeros alimentos del bebé

Las primeras comidas sólidas para bebés

Esta es una pregunta que seguramente se hagan muchos papás, y la respuesta sería que el mejor momento para empezar a introducir alimentos sólidos es cuando veamos que el bebé ha desarrollado las habilidades necesarias para comer.

Para ello, los bebés necesitan tener un buen dominio de su cabeza y cuello y deben poder sentarse en una silla de manera erguida. Por lo general puede ocurrir entre los 4 y 6 meses de edad.

Se recomienda esperar hasta que los bebés tengan 6 meses antes de introducir alimentos sólidos, aunque existe cierta flexibilidad sobre cuándo debe comenzar, dependiendo de a quién le preguntes.
Siempre, ante la duda, siga los consejos de su pediatra.

¿Cuándo está preparado un bebé para comer?

Antes de comenzar a complementar el pecho o el biberón con una dieta más variada, asegúrese de que el bebé esté listo.
Estas son algunas de las señales que pueden indicarle que su pequeño quiere llevar sus papilas gustativas al siguiente nivel.

  • Puede sentarse bien, sin apoyo y mantener la cabeza erguida.
  • Busca y muestra interés en los alimentos de la mesa.
  • Abre la boca al acercarle una cuchara a su boca.
  • Ha dejado de sacar la lengua por reflejo.

¿Con qué alimentos debería empezar?

A medida que el bebé crece, comienza a necesitar alimentos sólidos para poder obtener suficiente hierro y otros nutrientes fundamentales para su crecimiento y desarrollo.

No hay una lista ni un orden con los alimentos que empezar a darle a su pequeño. Dependerá de usted si compra potitos o hace los suyos propios. Hay muchas opciones. Pero hay algunas consideraciones a tener en cuenta a la hora de elegir el primer alimento.

Introduce alimentos con un solo ingrediente

Es importante que empiece a introducir alimentos de un solo ingrediente para poder controlar las reacciones a posibles alergias o intolerancias alimentarias. Deberá introducir un solo alimento a la vez y esperar entre 3 y 4 días antes de agregar otro nuevo alimento.

Podrá identificar algún signo de reacción alérgica o intolerancia como:

    • Excesos de gases
    • Vómitos
    • Diarrea
    • Erupción
    • Urticaria
    • Sibilancias
    • Respiración defectuosa
    • Vómitos

Comuníquese con su médico de inmediato si observa alguna de estas reacciones.

Una vez que su bebé haya probado y tolerado varios alimentos de un solo ingrediente, puede comenzar a ofrecer platos combinados.

Los primeros alimentos del bebé

Es más importante ofrecer una variedad de frutas, verduras y carnes en cualquier orden para que su bebé se acostumbre a los diferentes gustos. Aquí hay algunas sugerencias.

Cereales de grano único

El nivel de hierro que se almacena en el útero desciende después del nacimiento y un bebé alcanza un mínimo histórico alrededor de los 9 meses. Es por eso que los cereales están fortificados con hierro y son un buen alimento temprano. Combine una cucharadita de cereal de un solo grano con cuatro a cinco cucharaditas de leche materna o fórmula.

Purés de verduras, frutas y carnes

Para los primeros purés para bebés lo único que necesita son ingredientes saludables, algunos suministros básicos de cocina y una licuadora.

Utilice leche materna para hacer cereales o purés

Esto puede aumentar el valor nutricional y agregar un sabor familiar mientras prueban alimentos nuevos.

¿Qué alimentos no debe comer un bebé?

Por muy ansioso que esté su bebé por probar nuevos alimentos, hay algunos que deberían mantenerse fuera de su alcance, de momento.

La miel:

La miel puede contener la bacteria que causa el botulismo infantil , así que no se recomienda dar miel a los niños menores de 12 meses.

Leche de vaca

Puede ser difícil de digerir para los bebés. La leche de vaca tampoco tiene todos los nutrientes como hierro y vitamina E que un bebé necesita para crecer y desarrollarse durante su primer año, razón por la cual el pecho o la fórmula son las mejores fuentes de leche.

Zumos de frutas

Los zumos de frutas tienen mucho azúcar, y aunque contiene calorías, no contiene grasas, proteínas, calcio, zinc, vitamina D o fibra que los bebés necesitan. Puede saciar su apetito por la leche materna o la fórmula que debería ser el pilar de la dieta de un bebé en el primer año de vida. Además puede causar caries, diarrea y otros problemas crónicos del estómago.

Disfruta el momento

Presentar a su pequeño al maravilloso mundo de la comida es una parte emocionante de su primer año. Consulte sus preocupaciones con su pediatra y siga las señales de su bebé para decidir el momento adecuado para comenzar con los sólidos.