Beneficios de portar un bebé

¿Qué es un portabebés ergonómico?

Para entender que es un portabebés ergonómico tenemos que comprender primero el significado de la palabra ergonomía.

Según la Asociación Española de Ergonomía:
La ergonomía es el conjunto de conocimientos de carácter multidisciplinar aplicados para la adecuación de los productos, sistemas y entornos artificiales a las necesidades, limitaciones y características de sus usuarios, optimizando la eficacia, seguridad y bienestar.

La importancia de la ergonomía en el porteo del bebé

¿Qué es un portabebés ergonómico?

Un portabebés ergonómico es aquel que apoya la postura natural de los bebés, al tiempo que fomenta el desarrollo saludable de la cadera.

Según el Instituto Internacional de Displasia de Cadera:
La posición más saludable para el bebé en un portabebés durante los primeros meses es la posición llamada posición de rana.

En esta posición, las caderas del bebé caen o se separan de forma natural hacia un lado, las caderas y las rodillas están dobladas y los muslos están apoyados. El movimiento de las caderas no está bloqueado. Además, las caderas no deben estar juntas. Esta posición favorece el desarrollo normal de la cadera.

Debe usar esta posición cuando lleve al bebé (ya sea en un portabebés o en sus brazos), especialmente durante los primeros seis meses de vida del bebé.

Además, la espalda del bebé debe estar redondeada de forma natural “C”. No utilice un portabebé que obligue al bebé a enderezar la columna demasiado pronto. A medida que el bebé crece, el control del cuello se desarrolla y la columna se fortalece de forma natural (generalmente entre los 6 y los 12 meses).

Posición porteo recomendado

Un portabebés ergonómico sostiene de manera adecuada y segura a su pequeño y ayuda a favorecer su desarrollo saludable. El portabebés adecuado apoyará correctamente la columna, la pelvis y las caderas de su pequeño.

Posiciones portabebé ergonómico

Es importante verificar si el panel posterior está a la altura adecuada y brinda el soporte adecuado, de acuerdo con la edad del bebé.

Si el portabebés se usa correctamente, el recién nacido debe mantener una posición natural y segura:

  • Rodillas más altas que la parte inferior o al menos al nivel de la cadera (forma de M).
  • La inclinación de la silla debe estar a unos 60° y debe aumentar gradualmente hasta los 90° a medida que el bebé crece.
  • Columna vertebral en forma de C (la espalda del bebé se redondea naturalmente después del nacimiento) y la cabeza del bebé apoyada en el pecho del portador.
  • Llevar a un bebé en posición de rana (ya sea que use una envoltura, un arnés o un portabebé) ayuda a que las caderas se desarrollen de forma natural y puede prevenir la displasia.


    Quizás le pueda interesar:
    ¿Es seguro usar un portabebés?