Tetinas de latex o silicona

Tetinas de latex o silicona ¿Qué diferencias hay?

La principal diferencia que hay en las tetinas de latex o silicona es que el látex es un producto natural, mientras que la silicona se produce sintéticamente.
Como resultado, ambos materiales tienen sus propias características especiales.

La tetina va ha ser una de las partes fundamentales tanto del biberón, y es que va ha realizar la función de alimentar al peque y por ello ha de sentirlo como si fuera el pezón materno.
Con las tetinas se abre un nuevo mundo por el cual no sabríamos por cual decantarnos, pero, antes de comprar es mejor informarse y conocer algunos detalles que no dejan de ser importantes antes de usarlos.

Tetina de Latex

Es un material natural, resistente y duradero. Se puede reconocer por su color amarillento.
Las tetinas de látex para biberones están hechas de látex de caucho natural. Viene de la savia del árbol Hevea brasiliensis, conocido popularmente como árbol de caucho por lo que es una buena opción para los padres que intentan elegir productos naturales para el bebé siempre que sea posible. Las tetinas de látex son elásticas, resistentes y resistentes al desgarro. Estas tetinas de biberón son duraderas y se sienten suaves en la boca, lo que prefieren algunos bebés. El látex también retiene los aromas y esto puede ser muy reconfortante para los bebés.

Un pequeño porcentaje de la población tiene alergia al látex. Las marcas de renombre usan látex que se procesa para eliminar los alérgenos, pero si hay una alergia al látex en su familia, puede valer la pena evitar el látex para su bebé.

Tetina de Silicona

Es de un material sintético.

A diferencia de las tetinas latex, las tetinas de silicona son transparentes, insípidas e inodoras.

Es una sustancia clara y duradera que no se estropea tan fácilmente como el látex. No retiene sabores como el látex y no tiene sabor. Una tetina de silicona también es un poco más dura en la boca.

Sin embargo, hay que tener especial cuidado cuando comienzan a morder con sus pequeños dientes afilados.
Al igual que con el látex, es importante revisar la tetina antes de cada uso y reemplazarla inmediatamente si nota hay algún daño evidente.


Por seguridad e higiene se recomienda remplazar las tetinas cada uno o dos meses, aunque no muestre signos de desgaste o rotura.
Ante cualquier señal de rotura sustituir cuanto antes.